Nikita de Sibaris

Nikita de Sibaris

Yoss2018Con 20 años de trayectoria practicando el BDSM dentro de la comunidad mexicana reconocido y querido.

Es para mi una gran satisfacción volver a entrevistar a quién es mi Amo él señor Yoss Sibaris.

Amo Yoss ¿existen grados de sumisión?¿y estos pidrian determinar el nivel de compromiso dentro de la relación de intercambio de poder erótico? 

No es raro ver publicaciones que hablan de grados de sumisión, una común es la de 9 niveles que van desde el masoquista no sumiso/a hasta esclavo total sin limites, pero estas son categorías que alguien propone, en este caso Diana Vera (Nine Degrees of Submission) pero no son verdades absolutas.

Estás categorías son útiles para reflexionar, para evidencia que no existe una sola forma de vivir la sumisión, pero no deben tomarse como catalogo o ley, menos aun como una meta a la que se debe llegar.

Cada hombre o mujer sumisa, va experimentando su entrega dependiendo de su dominante, sus vivencias y su situación de vida, por ello, solo cada uno puede describir su “grado” en relación con sus limites, si lo pensamos ¿qué es más deseable?, alguien que teniendo 100 da 10 o quien teniendo 10 da 9.

Al respecto del compromiso, este no se define por la entrega, la voluntad de permanecer juntos, no lo suele determinar las practicas, si no la comunicación, el placer que se recibe mutuamente, la claridad y respeto de los acuerdos.

¿Creé usted que en el afán de encajar en un determinado rol nos estaríamos olvidando de disfrutar la inmensa cantidad de posibilidades que el BDSM nos da?

Vale decir que existe una diferencia entre identificarse y encajar, el primero es parte de ir descubriendo nuestros placeres y es el punto de partida para formar nuestra personalidad como dominante o sumiso/a, el segundo es forzarse a entrar en un molde que rara vez suele ajustarnos, si has utilizado un zapato que te apriete será obvio lo incomodo de ello.

El BDSM es un práctica asimétrica de poder, es decir, se requiere que uno se sienta y se le reconozca autoridad sobre otro, por ello identificarse en uno de los papeles es necesario, lo que creo un error, es pensar que solo existe una forma de ejercer esa autoridad, esa posibilidad a que la te refieres, no lo determina el rol, si no lo creativo que podemos ser al jugar con ese poder.

Algunas personas como es sabido se identifican con ambos roles y eso supone que tienen una paleta mas amplia de sensaciones, más como en otros aspectos, no se trata de la cantidad, si no del goce que nos retribuyen y eso es más posible si somos congruentes con lo que sentimos, en vez de amoldarnos a lo que otros determinen.  

Señor Sibaris más allá del consenso ¿en que se diferencia la práctica del BDSM con el machismo?

Un pregunta sencilla y compleja a la vez, básicamente es una cuestión de creencias y actitudes, un hombre “machista” expresa en el BDSM sus valores de inferioridad de la mujer, esto rara ves es de forma explicita y por ello cuesta distinguirlo, más se revela en sus platicas y peticiones fuera de sesión, la dificultad para salir del papel dominante, el trato que da a otras mujeres, en tanto que un Dominante, disfruta de ejercer autoridad y control pero es más igualitario y respetuoso en su referencia hacia hombres y mujeres aun incluso en su rol.

Una recomendación para las mujeres es que no minimicen o justifiquen el trato o las actitudes machista de un dominante, ya que estos suelen transgredir los limites, extralimitarse en los ámbitos personales, laborales y económicos, dañando en el camino la autoestima de sus sumisas.

Existen en la comunidad Amos con varias sumisas muchos podrían decir que está práctica es machismo consensuado ¿que opinión le merece esto? ¿y por que usted no lo práctica?

 

No me parece que sea machismo consensuado, pero si es un estereotipo del BDSM, es decir, se asume que así es, mas cuando se pregunta las razones, estas raras veces carecen de argumento, mas allá del dogma, y no quiero decir con ello que esta mal, o sea indeseable.

Este es uno de los acuerdos que, a mi parecer, deben ser más analizado en una relación D/s, ¿que va a aportar a la relación?, ¿qué limites se tendrá?, ¿Cuál es el lugar de cada uno de los involucrados?, ¿será publico? Estas son alguna de las preguntas en las que, si existe honestidad y acuerdo, puede dar pie a gratificantes experiencias para todos y no solo para el o la Dominante.

En cuanto a mi, considero que tener más de una sumisa, en este momento de mi relación no aportaría mas alegrías que las complicaciones a un vínculo que considero valioso y estable tanto en el BDSM como en mi vida personal. Esto parte del reconocimiento de mis limitaciones de tiempo, formas de vivir el BDSM, acuerdos y proyecto de vida.

En estos últimos tiempos hemos visto crecer una ola de mujeres practicantes feministas ¿es compatible el feminismo con la sumisión Señor?

El empoderamiento de las mujeres no es algo nuevo, al menos en los últimos 20 años, la búsqueda de la igualdad y la equidad ha ganado terreno a la par de una mayor apertura a las disidencias sexuales, y al ser cada vez más popular el BDSM no es de extrañarse que personas de diversos movimientos sociales como el caso de las Feministas hagan público su afinidad y lo integren a su discurso.

Ente otros objetivos y dicho de una manera muy simple, el feminismo busca validar el derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y sexualidad, por lo que no existe contradicción en practicar BDMS cuando este es consensuado y tamizado para evitar actos machistas disfrazados de relaciones D/s.

Sin embargo, hay feministas que consideran al BDSM como una herencia del patriarcado y algunas personas de la comunidad BDSM cargan con prejuicios y desconocimiento de los principios feministas, que suelen poner a las practicantes en una doble discriminación.

Sin entrar en la discusión de si el BDSM es un juego o un estilo de vida, el feminismo es una visión sobre lo humano y las relaciones interpersonales, lo que ontológicamente tiene mas pesos, por lo que es lógico que se busque integrar su estrategia como una forma de prevenir el abuso a las mujeres, que sabemos si existe en algunos practicantes.

 Muchas veces caemos en el error de discriminarnos entre practicantes ¿por qué piensa usted que ocurre esto? 

La discriminación son los actos, pensamientos y sentimientos negativos con los que reaccionamos ante otras personas que se les calificamos como inferiores o “anormales” en este sentido lo primero que habría que asumir es que en la comunidad BDSM, existen comúnmente manifestaciones de discriminación entre los mismos practicantes.

¿Alguna ves has hecho comentarios negativos o broma de? una chica con sobre peso que comparte una foto en bikini, de una persona que escribe una pregunta “boba”, has republicado una foto de un “pseudo” por que te pareció graciosa, esas son algunas formas de discriminación, y estoy seguro de que la mayoría responderemos que “Si”.

Como el machismo esto rara vez es explico, pero se esconden en las bromas, memes, videos, debates, en los que se descalifica o exhibe a una persona por es “es” (novato, seudo, tv, trans, homo, feminista, gordo, pobre, etc.)

Como en todas formas de discriminación, existe un factor de desconocimiento, miedo a la diferencia, deseo de superioridad, que rara vez se asume y por el contrario se racionaliza y explica como un acto que beneficiara a los demás.

Me parece que un grupo que ha sido objeto de este tipo de acciones son las personas “Trans” pues aun hay gran desconocimiento sobre su condición, y si en algo se evidencia que somos diferentes es en el genero, no es raro que digan que “tolero a un gay pero no a una mariquita, “es bonita pero no es una mujer real”, pues esto cuestiona las ideas que desde niños tenemos de cómo deben ser los hombres y mujeres,  y cuando se busca descalificar a alguien se suele insinuar su situación como punta de lanza.

Desde luego que tenemos derecho a opinar, denunciar, cuestionar sobre lo que la gente hace o dice, pero la mayoría no esta consiente (o no le importa) del gran daño que puede provocar una broma o comentario publico que se expande sin control, donde demeritamos o exhibimos a alguien por lo que “es”.

Señor Sibaris, hasta el momento conocemos tres roles Dominante, Sumiso y Switch ¿existen más roles de los que ya conocemos o aceptamos en el intercambio de poder erótico?

La idea de “rol” define lo que podemos esperar cuando una persona se asume como “X” en la vida privada es una etiqueta de poca relevancia y sin duda cada quien puede describirse como mejor le venga el guante.

Como parte de una cultura tiene una implicación diferente ya que posibilita el crear identidades, definir protocolos de convivencia, y segmentar intereses, de ahí que pensar en tres posibilidades es lógico desde la visión D/s pero a la ves es limitado, tenemos “riggers”, “masoquistas”, “bottom”, “Dominatrix”,”Femdom” entre otros muchos.

Algunos dirán que una mujer Dominante es lo mismo que “Dominatrix” y “Femdom” pero si lo pensamos mas detalladamente, pueden hacer las mismas practicas, pero su lógica, intensión y filosofía, así como el trato que esperan es distintos.

Entre más conocemos a las personas (no las practicas) estos roles se hacen mas claros y permiten entendernos y crear nuestro estilo de una forma menos acartonada.

En el mes de los festejos del 24/7 para quiénes aún no lo conocen ¿a que se debe está celebración? ¿que significa está fecha para usted?

Por un lado, hace referencia al día 24 del mes 7, a su vez se entiende como 24 horas 7 días de la semana, esto se interpreta como estar en vínculo D/s permanente y que supone es la aspiración de los practicantes BDSM.

Algunas fuentes, marcan que es en los 90’s cuando surge el termino y otras que es en 2003 cuando se “instituye” el día internacional del BDSM en esta fecha. En lo que no hay duda es que 24 de julio es un día de gran celebración para la comunidad BDSM internacional, es como nuestra navidad, y en torno a la cual se hacen fiestas, eventos culturales, se reafirman lazos y amistades.

Para mi es un día de fiesta, de congratularme con mi sumisa, sesionar, es afirmar en comunidad quien soy es y lo que me gusta, es saberme parte de algo mas grande que un solo gusto personal.

 

 Ha sido un gran placer entrevistar al Señor Yoss Sibaris mi querido Amo en el mes de julio celebrando con todos ustedes el 24/7 del año 2018.

 

Es un gran placer poder darle la bienvenida a nuestra página a Tatiana Yedid Lastra reconocida Psicoterapeuta especialista en sexualidad y autora del libro Huella Fértil.

Muchos creen saber y otros directamente desconocen sobre el tema... ¿Tatiana a qué se dedica un sexólogo/a?

La labor de un sexólogo/a es acompañar a los consultantes en el proceso de revisión, deconstrucción y crecimiento de algunas áreas de su sexualidad. Muchos nos ubican trabajando con disfunciones sexuales, pero en realidad, la sexualidad humana abarca mucho más. El trabajo integral de la sexualidad abarca aspectos biológico-reproductivos, psicológicos, socioculturales y de relacionamiento. Se trabajan los aprendizajes, prejuicios y creencias que de alguna manera influyen en la forma en la que expresamos y vivimos nuestra sexualidad.

¿Cómo especialista en sexualidad,de qué was forma integras tu interés por la practica BDSM en tu ámbito laboral y personal?

¡Qué buena pregunta! El adentrarme en el mundo del BDSM me dio la oportunidad de conocer una forma alternativa de expresión sexual y también de relacionamiento. Entendí que BDSM reúne prácticas muy disimiles, pero que en todas ellas, el consentimiento,los acuerdos y los límites explícitos son centrales, y esto es algo que todos podríamos integrar, no sólo a nuestra práctica sexual sino a nuestra vida en general. También conocí un montón de juegos sensoriales que me parecen una gran herramienta que cualquiera puede integrar con facilidad a su repertorio sexual para incrementar el erotismo.

A nivel personal,conocí una forma de relación y de disfrute sexual con la que antes no había tenido contacto, pude cuestionar mis propios límites y expandir mis horizontes sexuales, emocionales y mentales,cosa que siempre me resulta estimulante. En general creo que me ha aportado apertura, crecimiento y placer.

Por si fuera poco, en el BDSM he encontrado a grandes maestros y amigos. Gente de la que he aprendido, con la que he compartido experiencias de crecimiento inolvidables y que se han convertido en personas importantes en mi vida. Mi eterno agradecimiento a Carlos Olmos, Krystal de Sade, Marqués Alexander y Yoss Sibaris.

Hablando de relaciones de pareja, en este tiempo muchos dicen estar en una relación abierta, pero ¿qué es una relación abierta? y ¿ésta podría marcar la falta de interés en un compromiso de pareja?

Cuando las personas hablan de relaciones abiertas normalmente se refieren a vínculos donde la exclusividad sexual no forma parte de los acuerdos. En estos casos, todos los participantes de la relación tienen la libertad de experimentar sexualmente con otras personas sin necesidad de mentir o engañar, puesto que está pactado. De fondo, implica un cambio importante en el modelo tradicional de relacionamiento y se llega ahí después de un largo proceso de cuestionamiento, desmontaje y reconstrucción de conceptos como el de monogamia, fidelidad, exclusividad, celos, pertenencia, matrimonio y libertad personal.

Desde este punto de vista, las parejas que atraviesan por esta experiencia llevan a cabo un ejercicio importante de reflexión y honestidad consigo mismos y con su(s) pareja(s), mejoran sus habilidades de comunicación, y lejos de denotar una falta de interés, me parece que demuestran muchas ganas de estar con el/la otro/a basando su relación en la seguridad personal, la independencia,la responsabilidad, el compromiso y la libertad.

Entre las diferentes formas de amar de la era moderna se encuentra el "poliamor" ¿Qué podemos aprender de esta forma de expresar amor?

Bueno, tratando de trazar una frontera entre las relaciones abiertas y el poliamor (aunque en ocasiones esta línea está algo difuminada),la base del poliamor está en la no exclusividad sexual ni emocional de los vínculos interpersonales. La respuesta para el poliamor está en el amor basado en la libertad y la compersión (conseguir estar feliz por la felicidad del otro, aunque esto no nos incluya). Este modelo le apuesta a la comunicación honesta y a la apertura, por eso, muchas veces las personas involucradas en estas relaciones múltiples se conocen entre ellos, en ocasiones se forman triejas o incluso redes interrelacionales.

Algo que todos podríamos aprender de cualquiera de estos modelos diversos de relacionamiento es de entrada, el interés por tamizar y personalizar los modelos que aprendimos y que no necesariamente se ajustan a nuestra realidad o a nuestras necesidades.También podríamos aprender del grado de honestidad, de respeto y de libertad que promueven (que en algunos casos se materializan y en otros se queda en teoría).

¿En tu conocimiento las personas que practicamos el BDSM, estamos en el borde de un trastorno psicológico?

¡Claro que no! Como cualquier generalización, pensar que toda una comunidad está mentalmente enferma porque practica cosas con las que no me identifico y que muchas veces ni siquiera entiendo, es un razonamiento prejuicioso, estereotipado, discriminatorio y violento. Obviamente, tampoco el razonamiento contrario sería válido. Por supuesto que también te toparás con gente desequilibrada, como te pasaría en cualquier lado, pero no se explica a través de sus preferencias erótico-afectivas.

¿Cuál sería la mejor manera de decirle a nuestra pareja que estoy interesado/a en practicar una forma sexual alternativa no convencional sin herir su sensibilidad?

Bueno está pregunta la respondo en dos partes ¿Cuál sería la mejor manera de hablar con nuestra pareja con respecto a mis intereses en alguna forma de sexualidad alternativa? Pues así tal cuál, hablando claro, de manera directa, en un marco amoroso de honestidad y respeto tanto para mi mismo/a como hacia la otra persona.

La segunda parte de la pregunta tiene que ver con la intención de no herir la sensibilidad del otro y quise tratar este tema por separado porque me parece importantísimo explicar que nuestros gustos, preferencias o intereses sexuales no tienen por qué dañar o lastimar a nadie. Es importante responsabilizarnos de nuestra sexualidad y darnos cuenta de que todos vivimos la sexualidad de forma diferente y que hay que aceptarlo para poder acceder a nuestro placer. A veces detrás de este miedo a “no herir al otro ” en realidad se esconde el miedo a no perder. Pero cuándo asumimos que nosotros somos responsables de nuestra sexualidad y de nuestro placer, también le devolvemos al otro el derecho de asumir su propio placer.

Hay que comunicar lo que nos gusta y lo que queremos. Si nuestra pareja decide compartirlo, será genial, pero si no, es momento de dirigir la conversación hacia la forma en la que cada uno de nosotros puede ser pleno, ya sea con o sin el otro. Para eso se requiere de mucha madurez, honestidad y valor.

¿Cuál sería el camino para comenzar como sociedad a entender y aceptar que él otro vive una sexualidad diferente a la mía?

Primero, la información, la educación. Perderle miedo a conocer, a entender, atrevernos a confrontar la forma en la que cada uno de nosotros vivimos la vida, con la de quienes nos rodean y entender que todos buscamos, y si tenemos suerte, encontramos, nuestro propio camino.

Pero lo segundo es enfocarnos a vivir nuestra propia vida. El día que yo esté feliz con quien soy, con como vivo mi propia sexualidad y me apropie de mi derecho al placer, voy a tener poco espacio para estar vigilando, cuestionando y juzgando las elecciones ajenas

¿Cuáles serían las señales que nos pueden indicar que debemos acudir a una consulta con un terapeuta sexual?

Jajaja… ¿yo qué te puedo decir? Ya ¡Ve ya!

La sexualidad es una de las áreas de nuestra personalidad y de nuestra educación que más limitaciones, trabas y tabúes tiene. Ir con un/a sexólogo/a a revisar nuestros prejuicios y aprendizajes en temas de sexualidad, de relacionamiento, de placer, revisar nuestros estereotipos de género, los roles que asumimos sin siquiera pensarlo, deconstruir el machismo y el amor romántico que todos llevamos en la sangre…todos tenemos mucho por hacer. Entre antes lo hagamos, mejor.

Recientemente presentaste un libro de poesía erótica llamado Huella Fértil ¿Qué nos puedes contar sobre él?

Bueno, ¡esto me hace muy feliz! Efectivamente, hace un par de meses publiqué mi primer libro, Huella fértil. Es un libro que a través de un discurso poético y otro fotográfico, invita a hacer un viaje a través de los diferentes contactos que nos han marcado a la vida. Propone hacer un recorrido a través de las miradas, los abrazos y los besos que nos han provocado y que nos sumergen en experiencias únicas y fecundas. El libro promueve un erotismo que sobrepasa nuestras prácticas sexuales y matiza toda nuestra vida, acercándonos a la posibilidad de vivir una sexualidad positiva y placentera.

¿Tatiana podrías decirle a nuestra seguidores dónde te pueden contactar?

Muy fácil. En Facebook, Instagram y Tweeter me encuentran con mi nombre completo, Tatiana Yedid Lastra (tatianayedid). Si tienen interés en una consulta privada, inbox. Si les interesa el libro, me pueden contactar directamente o buscarlo en Gandhi.com

Gracias por visitor sibaris.net  

Página 1 de 21
Los administradores y colaboradores de Síbaris no son responsable por ninguna experiencia que las personas pueden tener derivada de la consulta de los recursos disponibles en el sitio. Algunos archivos son tomados de la red, sin ningún fin de lucro, en caso de algún conflicto por derecho de autor favor de indicarlo para retirarlos a la brevedad posible.